Sin-título-2

¿Qué impulsa a un comprador de arte?

¿Qué mueve a alguien a comprar una pieza de arte o antigüedad? ¿Existe algún fórmula que decida que una obra vale 100 millones en lugar de 100 euros?

Probablemente son preguntas que más de una vez te has hecho o has escuchado, pues bien, el economista Don Thompson ha intendado descrifrar alguno de los mecanismos que mueven el mercado del arte y sus conclusiones ha sido:

  • El márketing es fundamental.
  • Un artista debe convertirse en una marca.

Y es que uno de los factores más importantes cuando se produce la compra de una pieza es la historia que hay tras ella, por eso conocer la historia de cada obra es importantísimo para conseguir revalorizarla. Existe una regla en el sector que es precisamente la de calificar algo como arte si quien lo ha creado es un artista.

Las obras mejor vendidas llevan detrás una gran estrategia de márketing como por ejemplo “Salvator mundi! vendida por 382 millones de euros o “Mujeres de ángel! por 161 millones.

“Hacer ruido” antes de la subasta es una estrategia que funciona muy bien. Damien Hirst consiguió su obra más cara, estando aún vivo porque consiguió que se empezara a hablar de dicha subasta antes de que existiera incluso y finalmente se vendió por 74 millones de euros. En el mundo de las subastas las estrategias publicitarias son las que consiguen, en muchos de los casos mantener y poner en primera posición a determinados artistas, al menos, contemporáneos.

Sin embargo, existen otras subastas que se hacen por vanidad como ejemplo de afirmación social o económica. Una obra de arte siempre ha estado relacionada con la capacidad o el estatus social de las personas. El arte es un claro distinguidor.

Y ahora que ya conoces un poco más sobre lo que impulsa a un comprador de arte a adquirir obras de millones de euros incluso, no te pierdas cada semana todas las noticias de nuestro blog especializado en arte y antiguedades.