Sin-título-1

Jerga y frases típicas de coleccionistas

Si eres un amante del arte y el coleccionismo ¡no te pierdas este post donde os desvelaremos la jerga más popular del gremio!

“No hay cobre bueno ni tabla mala”.

Antes se pensaba que el tamaño importaba por lo que las obras de arte más grandes eran los retablos de las iglesias.

“Cuando estás en la galería no pasa nada, cuando te marchas pasa el cliente de tu vida”

“El anticuario es un comerciante que empieza con una silla y mil pesetas y acaba con mil sillas y una peseta”

Es algo muy común entre los anticuarios que en cuanto tienen la inversión necesaria comienzan a expandi

“Mueble medido, mueble no vendido”

Si el cliente pide que le midan el mueble para comprobar cuando llegue a su casa si cabe en el lugar reservado, sucede que no se suele saber más del posible comprador.

Por otro lado existen también algunos términos muy utilizados dentro del sector como por ejemplo:

Una Boda. Pieza antigua cuya configuración es el resultado de añadir, eliminar o sustituir algunos elementos del mueble original.

Encontrarse un pelo en un plato. Se dice que tiene un pelo un plato de cerámica cuando puede observarse una rotura que recorre parte del plato pero que no ha producido la separación en varias partes.

Este plato es de engaño. Plato también comida que suele ser fruta o bien vegetales realizados con tal nivel de destreza que parecen reales, sin embargo, son también de cerámica policromada y forman parte del propio plato. Es lo que llamamos,  trampantojo.

Papelera para guardar, no para tirar. La papelera era un tipo de escritorio y a la vez cómoda que en el siglo XVIII fue habitual en Valéncia y Cataluña, donde se le llama más comúnmente “canterano”, aunque también se fabricaron en Italia. Las papeleras, al igual que otros muebles como los bargueños tienen en ocasiones “secretos” que vienen a ser cajones ocultos dentro de otros que se empleaban para guardar documentos, joyas o dinero.