Nuevas mujeres que entran en el panorama de las subastas de arte

Con 102 años Carmen Herrera es uno de los claros ejemplos de la incorporación de mujeres en el sector de las subastas del arte, sin embargo, es curioso cómo la mayoría de los ejemplos que conocemos son mujeres que han comenzado a vender sus cuadros siendo ellas muy mayores. Carmen lo hizo cuando cumplió los 89 por una cifra de unos 33.000 euros aproximadamente pero que años más tardes ha alcanzado hasta los 850.000 euros por algunas de sus obras. Es más hasta el Whitney Museum le dió una retrospectiva en la que figuraba como uno de los grandes nombres de la abstracción de Estados Unidos.

Entre otra de las veteranas nos encontramos por ejemplo a la japonesa Yayoi Kusama cuyas exposiciones no dejan de tener cada vez más amantes de su arte a pesar de haber tenido un hueco en este mundo con una elevada edad y siendo todos estos años atrás otra de las artistas olvidadas. Ahora se ha convertido en la artista viva con una obra más cara (White No. 28, de 1960, vendida por cerca 7 millones de euros en 2015) y tendrá hasta su propio museo a pesar de llegar a cumplir ya los 87 años.

Por otra parte contamos también con Sheila Hicks, estadounidense de 83 años que a pesar de haberse forma en París fue uno de los frandes nombres por la Bienal de Venecia pero con obras textiles ignoradas este tiempo atrás. Ahora ha terminado con una justa reevaluación.

El mercado del arte no siempre es justo con las obras de numerosos artistas por eso desde Setdart te invitamos a entrar en nuestra web y poner tus obras a subastas puesto que somos el portal líder en España y una gran oportunidad para nuevos creadores donde pueden encontrar aquí su escaparate perfecto.

Deja una respuesta